fbpx

Mucho Tilín Tilín

Es preferible un gramo de «hacer» que un Kilo de » Decir» En verdad hay una horda gigantesca de gente que habla y habla pero nunca hace. Te los encuentras todos los días, tienen siempre un gran entusiasmo, hablan de sus grandes ideas, pero nunca arrancan

No empezar.

No empezar es muy cómodo. No empezar es análogo a estar acostado en una tibia cama un domingo en la mañana, mientras llueve. Simplemente no quieres salir de allí. Para muchos solo hablar de emprender es todo lo que necesitan, les hace sentir lo suficientemente activos. Tiene sentido, hablar de lo que sabes, y de todo lo que un día lograras te hace ver bien, no corres ningún riesgo, y mientras tanto te envías a ti mismo un mensaje de que vas por el camino correcto. Hay varias razones por la cuales no pasamos a la acción. Entre ellas el miedo y el exceso de análisis.

«Si tienes suficiente información acerca de tu idea, entonces es demasiado tarde» Bill Gates

El arte de Empezar

Tal y como sugiere Guy Kawasaki quien es es uno de los mayores especialistas mundiales en el ámbito de las nuevas tecnologías y el marketing, en su Libro El arte de Empezar. «Recabar información y aprender es importante; pero más importante aún es actuar, emprender un negocio y saberlo llevar»

Para pasar más tiempo haciendo y menos diciendo, El Wobi Magazine ha resumido a Kawasaki en estos pasos

La mejor razón para iniciar una organización es tener un propósito (por ejemplo, crear un producto o servicio que haga del mundo un lugar mejor). Entonces, su primera tarea es decidir cuál será su propósito.
Olvídese de las declaraciones de misión. Son largas, tediosas e irrelevantes. Nadie las recuerda ni las implementa. En cambio, tome el propósito y haga de él un mantra. Esto ubicará a su equipo en el camino correcto.
Empiece a desarrollar y entregar su producto o servicio. Concéntrese en las herramientas necesarias, más que en la planificación y la promoción.

No importa qué tipo de organización esté emprendiendo, deberá encontrar la forma de ganar dinero. Sin un modelo de negocios sustentable, no hay idea, tecnología, producto o servicio que sobreviva.

Como último paso hay que elaborar tres listas: a) los principales hitos a alcanzar; b) las hipótesis incluidas en el modelo de negocios; y c) las tareas que deberá llevar a cabo. Esto reforzará la disciplina y mantendrá a la organización encarrilada cuando surjan los problemas, cosa que inevitablemente ocurrirá.
Creo que usted al igual que yo preferimos hablar con gente que nos cuentan cómo se equivocó que con personas que dicen lo que algún día van a hacer. Decídase a ser del tipo de persona que hace. Le aseguro que los riesgos siempre valen la pena.